Leer sin parar.

Leer sin parar. Eso es lo que hacemos en casa, unos más que otros, pero siempre intentando que la lectura sea un pilar fundamental en nuestro día a día.

Siempre les digo a mis hijos que en libros no se escatima porque sin salir del cuarto pueden viajar, conocer lugares nuevos y aprender idiomas. Que el mejor regalo es un libro y que es la mejor terapia para salvar un día malo.

Ahora los días son más cortos, hace frío y estamos más en casa, así que intento que los libros no falten.

“Mantengan a los niños al alcance de los libros. ;-)”

Alejandra devora los libros y cómo va cambiando de gustos tan rápido luego se queda con los realmente le han gustado. Además pasar las tardes en la biblioteca municipal es uno de nuestro planazos.

Es una gran lectora. Desde siempre le ha encantado y no le ha costado. Lee todas las noches un rato bien largo. Tuvo este poster desde el principio de “las chicas listas leen libros” y de hecho pensé que sólo existía de niñas, hasta que un día Santi me dijo ¿es que los niños no somos listos?

Al principio no le entendí pero caí al rato y le dije ¡tienes toda la razón! y me puse a la búsqueda de los “los chicos listos leen libros”.

“No dejes para mañana lo que puedas leer hoy”

A Santi por el contrario le está costando un poco más. Es verdad que cuando se centra y el tema le gusta se pone, pero…hay que insistirle. Lo bueno es que le gustan los libros de aprender. Es increíble lo que sabe de egipcios y griegos.

Yo siempre le digo, Santi:

“Si quieres aventura, lánzate a la lectura”

Y bueno… parece que poco a poco lo vamos consiguiendo. Eso sí, tiene unos gustos “muy suyos” y de ahí no le sacas.

Y apequeño Gon que empieza a leer le parece todo maravilloso. Va leyendo lo que pone en las señales, camisetas y los títulos se los sabe todos. Yo creo…que va a ser un gran lector. Y copia todo lo que hacen sus hermanos. Me veo que a este paso se lee Harry Potter con 5 años.

En una sociedad que les está tocando vivir con esta sobre estimulación de ipad, ordenadores, móviles, videojuegos…estimularles a la lectura me parece fundamental. Con tanta oferta de ocio “fácil”  los niños muchas veces ven poco atractivo leer.

La lectura es un hábito y como todo hábito se educa.  Leer puede ayudar a fomentar la imaginación, la creatividad, la fantasía e incrementa la capacidad crítica, así como la mejora de procesos cognitivos como concentración y atención, mejora la comprensión de relaciones entre las cosas y la formación de conceptos.

Los 3 son muy diferente, pero lo bueno que tiene la lectura es que hay libros para todos los gustos.

Leer más

Plástico, bye, bye.

Plástico bye, bye. Tengo que ir diciéndote adios poco a poco.

Y es que todo comenzó este verano cuando vi el documental A Plastic Ocean. Sabía que teníamos un grave problema con el plástico pero jamás imaginé tal catástrofe.

Desgraciadamente cada día contribuimos a hacer un mundo peor para nuestros descendientes.

En mi caso, hasta que no vi estas imágenes no cambié el chip. Ver como los pájaros mueren porque tienen tanto peso en su estómago de plástico que terminan matándoles o muchos peces que piensan que se van a comer una medusa y por equivocación comen una bolsa de plástico.

Poco a poco empecé a leer y los números me estremecieron.

Las aguas del planeta en 2050 contendrán más plástico que peces en términos de peso.

Todo esto es de gran gravedad, que sino hacemos algo ya las futuras generaciones tendrán tal problema que no podrán resolver.

y…¿que podemos hacer? Realmente creo que no es fácil y en mi caso creo que soy incapaz de retirar todo el plástico que hay en casa ¡si hasta el ordenador tiene plástico! pero si que podemos minimizar y también podemos elegir muchos productos que no tienen tanto envoltorio que no es necesario.

Quería aportar mi granito en esta lucha y brujuleando entcontré la web 4ocean.

Lo primero que hice fue comprar esta pulsera hecha con materiales 100% reciclajes. Las cuentas están hechas de cristal de botellas y la cuerda del plástico de las botellas.

40cean es una organización a nivel internacional que dedica todo su esfuerzo a la limpieza de playas, mares y océanos.

Yo quiero oceanos llenos de VIDA ¿a qué esperamos? A todos nos gusta ir a la playa y ver aguas cristalinas y limpias pero es que si seguimos así en una década serán auténticos basureros.

Este verano he recogido tantas botellas, bolsas, vidrio y tapones de plástico en la playa que me daban ganas de llorar.

La educación de los más pequeños, de mis hijos es fundamental para el futuro del planeta, SU FUTURO.

A partir de ahora (y después de que hayan visto el documental) vamos a organizar días de playa recogiendo residuos. Lo haré de forma divertida.

Por que un pequeño gesto puede mover montañas.

Leer más

Un día en el mercado.

¿Hacía cuanto que no iba al mercado? Ahhh esta vida online 😉

************

Hoy el día ha amanecido muy otoñal, de manga larga y mucha lluvia así que cambié mi chapuzón en la piscina por unas horas en el Mercado.

El mercado Municipal de Abastos de Vallehermoso está hace relativamente poco reformado y me encanta. No sólo tiene puestos de fruta, carne, pescado, sino que también tiene “puestos callejeros” para poder comer algo. Hay hasta un puesto donde compro mi Chai preferido.

Un mercado tradicional de barrio, de los de toda la vida con muy buenos productos frescos.

Siempre hago la compra online y me pierdo no sólo el ambiente, sino los olores y el disfrute que es ir al mercado. Al final siempre hay que priorizar (y no siempre de forma adecuada) y el tiempo siempre prima sobre el resto de cosas. Que pena…

Visité todos los puestos. Compré granadas para ponerlas con el zumo de naranja y ensalada, judiones y lentejas. Sin prisas, fuera llovía y desde luego no tenía nada mejor que hacer.

Pude disfrutar del placer de comprar. No se si os ha ocurrido alguna vez pero es MARAVILLOSO. Entre miles de cambios que he ido haciendo poco a poco en estos años este es uno que todavía no tengo logrado. 

Pasar una mañana entera paseando, observando, curioseando, preguntando. No hay mejor placer.

Como os he dicho antes, lo bueno que tiene este mercado es que tiene varios puestos donde se puede comer. Yo elegí este que me encanta. LA ENSALADERÍA un puesto sencillo pero con materia prima de primera y ensaladas muy ricas.

Ensaladas de autor para chuparse los dedos 😉

El placer de comer en soledad también me encanta. Quizá en un restaurante no lo haría nunca pero en este tipo de puestos es perfecto para estar sola y disfrutar de tu tiempo. La ensalada de arroz salvaje con guisantes estaba mmmmm y la de berenjenas no os quiero ni contar.

Compré quinoa y arroz integral para ir temiéndolo en mi menú poco a poco y Carla (la dueña) y yo estuvimos hablando del libro The Green Kitchen imprescindible en cualquier hogar que le guste comer ensaladas ricas, sanas y variadas. Podéis comprarlo aquí si os apetece.

Leer más

Cuando tenía 8 años.

Alejandra tiene 8 años y yo también los tuve.

Esta reflexión que os cuento hoy surgió al encontrar esta foto dentro de un libro.

Rápidamente al verla, me transporté 32 años atrás cuando tenía 8 años y mi madre me ponía vestidos de niña de nido de abeja y calcetines de perlé.

Salía a la calle a jugar un ratito con mis amigos (y también hacía mis primeros pinitos de babysitter) y mi madre me miraba desde la terraza cuando cruzaba la calle para comprar el pan. Al recordar pensé “estos eran mis 8 años” los mismos que tiene mi hija Alejandra ahora mismo.

Los mismos años en tiempos distintos hace que sean edades diferentes.

Y fui a buscarla a su habitación para enseñarle la foto y hablar de mi infancia. Me entró una nostalgia tremenda al rescatar mis recuerdos.

Toc, toc ¿puedo pasar?

Estaba concentrada en su ordenador buscando información de Emma Watson, su actriz preferida. Que yo hubiera hecho algo así a su edad es completamente impensable. Creo que la tecnología más avanzada que había en mi casa era el Simon ¿os acordáis?

Y es que todo ha cambiado una barbaridad.

Sus 8 años y mis 8 años no son iguales y ahora todo va a una velocidad que ni te das cuenta.

Alejandra ya tiene su gusto propio en libros, películas, e incluso en su ropa que elige ella. Sólo sigue “necesitando” mi ayuda para comprar en internet sus conjuntos de niña. Ella tiene las ideas mucho más claras de lo que yo las tenía.

Le gusta la ropa cómoda pero a la vez cuidada y conjuntada y se puede pasar horas y horas viendo lo que realmente necesita y combinando todo con todo. Faldas, monos, chaquetas…para mi un gusto y una liberación porque ella decide lo que se pone, no como antes que lo que te compraban era lo que había que ponerse te gustara o no. Es una niña de pocas cosas pero bien elegidas como dice ella ;-).

Me hace gracia porque luego cuando le llega la prenda a casa comprueba que es igual que como la vio en internet. Jajajaj ¡que perfeccionista!

Leer más

La creatividad es la inteligencia divirtiéndose

A. Einstein

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies