Nuestro Calendario de Adviento.

Que no falte nuestro Calendario de Adviento cada año que si no hay drama en casa.

Un año lo hicimos con post-it, otro con sobres craft, el pasado bolsitas de yute y este…con botecitos de cristal.

Es muy sencillo pero a la vez muy vistoso.

Sólo se necesita una caja de madera (yo cogí una vieja de botellas de vino que pinté de rojo) 24 botecitos de cristal pequeños que podéis encontrar en cualquier tienda, pegamento y un descargable gratuito con los 24 números.

Estos botecitos con base cuadrada y tapa redonda me gustaron  mucho para que pudieran encajar perfectamente en la caja y luego en la tapa el número quedara en redondo.

24 botes,

24 números con dibujos diferentes

y 24 frases preparadas por mamá para empezar las Navidades.

Yo he elegido este descargable pero tenéis muchos en Pinterest y también podéis pintar vosotros los 24 números que tendrá aun más mérito. Yo es que este año ando un poco vaga ;-). El siguiente paso es cortar el circulito y con un poco de pegamento poner cada número en un bote distinto. Así con los 24…



Los otros años siempre metía algo material (un juguete, caramelos, una moneda), pero este año y después de pasar varios días regalando juguetes y vendiendo en Wallapop (y darme cuenta de que al final tienen más cosas de la cuenta) he decidido ponerles frases como esta (el resto son sorpresa) y algún que otro plan en familia también 😉

Saludaré con cariño a todas las personas que me encuentre.

Quizá se lleven un disgusto cuando abran el primer botecito pero…a la larga creo que se acordarán y les gustará. He disfrutado mucho pensando cada frase, que parece que no, pero cuesta sacar 24!!! ¿se me acababan las ideas!

Después cada papelitos doblarlo bien y meterlo en los botes. Es una manualidad que he querido hacer yo sola este año pero que os pueden ayudar vuestros niños poniendo una frase o plan cada uno ¡todavía estáis a tiempo!





¡Hasta tenerlos todos listos! Ya estoy deseando que llegue el día 1 y que abran su primer botecito, y luego el 2, el 11, 14,15,16…21…hasta el 24! y eses día cenar todos juntos en familia.

Para mí, la vida se lleva mucho mejor con este tipo de detalles.




Leer más

Leer sin parar.

Leer sin parar. Eso es lo que hacemos en casa, unos más que otros, pero siempre intentando que la lectura sea un pilar fundamental en nuestro día a día.

Siempre les digo a mis hijos que en libros no se escatima porque sin salir del cuarto pueden viajar, conocer lugares nuevos y aprender idiomas. Que el mejor regalo es un libro y que es la mejor terapia para salvar un día malo.

Ahora los días son más cortos, hace frío y estamos más en casa, así que intento que los libros no falten.

“Mantengan a los niños al alcance de los libros. ;-)”

Alejandra devora los libros y cómo va cambiando de gustos tan rápido luego se queda con los realmente le han gustado. Además pasar las tardes en la biblioteca municipal es uno de nuestro planazos.

Es una gran lectora. Desde siempre le ha encantado y no le ha costado. Lee todas las noches un rato bien largo. Tuvo este poster desde el principio de “las chicas listas leen libros” y de hecho pensé que sólo existía de niñas, hasta que un día Santi me dijo ¿es que los niños no somos listos?

Al principio no le entendí pero caí al rato y le dije ¡tienes toda la razón! y me puse a la búsqueda de los “los chicos listos leen libros”.

“No dejes para mañana lo que puedas leer hoy”

A Santi por el contrario le está costando un poco más. Es verdad que cuando se centra y el tema le gusta se pone, pero…hay que insistirle. Lo bueno es que le gustan los libros de aprender. Es increíble lo que sabe de egipcios y griegos.

Yo siempre le digo, Santi:

“Si quieres aventura, lánzate a la lectura”

Y bueno… parece que poco a poco lo vamos consiguiendo. Eso sí, tiene unos gustos “muy suyos” y de ahí no le sacas.

Y apequeño Gon que empieza a leer le parece todo maravilloso. Va leyendo lo que pone en las señales, camisetas y los títulos se los sabe todos. Yo creo…que va a ser un gran lector. Y copia todo lo que hacen sus hermanos. Me veo que a este paso se lee Harry Potter con 5 años.

En una sociedad que les está tocando vivir con esta sobre estimulación de ipad, ordenadores, móviles, videojuegos…estimularles a la lectura me parece fundamental. Con tanta oferta de ocio “fácil”  los niños muchas veces ven poco atractivo leer.

La lectura es un hábito y como todo hábito se educa.  Leer puede ayudar a fomentar la imaginación, la creatividad, la fantasía e incrementa la capacidad crítica, así como la mejora de procesos cognitivos como concentración y atención, mejora la comprensión de relaciones entre las cosas y la formación de conceptos.

Los 3 son muy diferentes, pero lo bueno que tiene la lectura es que hay libros para todos los gustos.

Leer más

Sorpresas de las bonitas.

Sorpresas, sorpresas y más sorpresas.

Nunca he sido una persona tremendamente cariñosa, pero a detalles y a sorpresas, NO ME GANA NADIE.

Me encanta hacer diy sencillos y ahora como muchos sabéis, después de mi operación, me van a aislar unos días de mi familia y quería tener un detalle con ellos. Os lo estoy contando antes, así que estoy seguro que sabréis mantener el secreto ¿verdad?

A veces las cosas más pequeñas ocupan un gran espacio en tu CORAZÓN

Winnie the Pooh

Tenía claro desde el principio cual sería mi sorpresa así que lo que necesitaba eran cajitas finas y que se montaran bien. Recurrí a Selfpackaging, una tienda online donde siempre encuentro lo que necesito.

Dudé entre cajas blancas o color craft y después de tenerlas montadas ya decidí que color me gustaba más.

Como veis es muy sencillo. Sin montar y en un tris ¡montadas!

La verdad es que las dos quedaban muy bien para lo que quería hacer así que dudé un poco.

Consulté, me lo pensé y al final decidí que blancas (aunque las craft me las reservo para Navidad).

La idea era coger dos cajitas de distinto tamaño y prepararlas con mimo y detalle. Dentro meter sorpresas que les haga ilusión ver cuando yo esté en el hospital.

En la caja alargada puse una foto de los 5 decorada con un poquito de washitape, que tanto me gusta y que utilizo para todo.

Y dentro de cada cajita pequeños detalles.

Un ticket para ir a cenar con Manu, él y yo solos. Pero, a un restaurante de esos que hasta ponen velas ;-).

Una foto mia, con cada uno de los niños.

Una postal que hice de muñequitos de madera que nos gusta mucho.

Unas tarjetitas con vales y planes para hacer.

Todo metidito en la caja y mucho confeti de

corazones.


Para cerrar cada caja encontré estas etiquetas de Selfpackaging motivadoras. Una dando las gracias thank you (por estar siempre a mi lado) y otra con it´s time to smile.

It´s time to SMILE.

Porque aunque hayamos pasado unos meses difíciles y seguimos alerta, todo va a ir bien.

Leer más

Cada hijo tiene su historia.

Cada hijo tiene su historia, cada hijo te llega de una forma diferente y cada hijo merece tener su parcelita única.

Tengo 3 hijos y cada uno de ellos es muy diferente. Cada uno igual de especial y cada uno con una vida muy distinta. Ale fue la primera, la niña de nuestros ojos, la delicada. Durante un tiempo (corto) fue todo mimos y atenciones, hasta que llegó Santi, el aventurero y super cariñoso de la familia. Unos años más tarde Gonzalo entró en acción y…¡llegó la revolución!

Aunque soy muy organizada y cada uno tiene su carpetita de vida en mi ordenador, me hubiera encantado que me hubieran regalado Lifeed para que, día a día desde antes de su nacimiento, hubieran tenido cronológicamente mis sentimientos, sus avances y un montón de cositas que, ¡que rabia!, se me han olvidado.

Deja que te cuente una cosa.
Aquí empieza todo. Tu camino. Tu vida. Tus recuerdos.
Bienvenido, aquí empieza tu increíble historia
y yo quiero estar aquí para contártela.

Aunque es una app que se descarga en el móvil para ir subiendo vídeos, notas, pensamientos, es perfecta para regalar. Yo ya he enviado varias (y eso que mis amigas embarazadas se empiezan a  contar con los dedos de una mano). Al principio no suelen saber que es, pero luego pasa a ser el regalo más original de todos.

¿Queréis ver que hay dentro de esta lata de latón gris?

Lifeed es un regalo muy original que puedes hacerle a los padres de un recién nacido. En cuanto empiecen a usarlo empezarán a contar la historia de su vida.

Una caja de metal, con un olor a bebé que no te puedes ni imaginar. Gracias a este regalo podrá saber que pasó durante los años que él no podrá recordar. A mi me gusta mucho para grabar sentimientos que una imagen no puede captar.

Habla con tu bebé desde el minuto 0: lo que sientes, lo que piensas, lo que le gusta, miles de anécdotas o darle un consejo para su futuro.

Lo que me hubiera gustado tener esta aplicación para contarle a Santi como nos reímos cuando nació y no entraba en la cuna del hospital (pesó 4,500 kilos) o grabar el ruido que hacía Ale cuando tomaba el biberón. Recuerdos que guardas en tu cabeza pero que ¡ahhh! lo que me hubiera gustado tenerlos grabados en un vídeo y poder verlos una y otra vez. No hay mejor regalo que los recuerdos bonitos del pasado ¿no creéis?


Cada hijo tiene su historia y a mi me encanta poder recordarlas.

Si queréis cotillear más y saber más aquí os dejo un vídeo.

Leer más

La creatividad es la inteligencia divirtiéndose

A. Einstein

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies