Ciencias Frutales en familia.

Ciencias frutales en familia, así es como llamamos a todos los experimentos que hacemos con los niños. Generalmente se los inventan pero esta vez quise sorprenderles con un experimento que granini Fruti  me sopló para satisfacer la curiosidad de mis pequeñas fierecillas. ¡generar electricidad con limones!.

¿Sabias que el limón no sirve solamente para exprimir el zumo si no que también para hacer una pila sin utilizar sustancias químicas?

Un experimento casero de esos que saben hacer las madres 😉 porque nunca se sabe si nos vamos a quedar sin luz en casa y con varios limones por lo menos podremos ver un poquito. A Santi le encantó la idea porque dijo que también lo pondría en práctica cuando fuéramos de acampada y su linterna se quedara sin pilas.

¡¡¡Comenzamos!!!

Quizás penséis que os puede resultar difícil encontrar estas pincitas de batería tamaño mini pero ¡para nada! en cualquier chino o ferretería ¡podréis encontrarlas! Que no sea esta una excusa para no hacer este experimento y perderos la cara de asombro que van a poner vuestros hijos.

Lo primero es poner tres clavos en cada uno de los extremos de los limones. Cuanto más calados mejor para que el jugo del limón impregne bien el clavo. Después haremos lo mismo con las monedas pero en el otro extremo.

Creando así el POLO + y POLO -.

Mientras que Ale ponía su máximo interés en el paso a paso del experimento, Santi a ratitos iba probando todos los sabores de granini Fruti.

Una vez puestos los clavos y las monedas en cada limón, tocaría poner las pinzas.

¿Veis? os tiene que quedar así, clavo con moneda, clavo con monada.

Nos quedaría una moneda y un clavo en los limones del extremo (como veis en la foto) así que sólo quedaría poner el Led enganchado a un corcho para que no se caiga y se mantenga de pie, unir las dos pinzas y… en 3, 2, 1.

¡¡LUZ!!

Me encanta ver como Gonzalo miraba los limones, los cables, las monedas, lo toqueteaba todo y no entendía nada. Me hubiera encantado estar dentro de su cabecita y saber que estaba pensando.

Menos mal que en la web de granini Fruti tiene su explicación científica contada para que hasta los más pequeños comprendan porque con 3 limones ocurren cosas tan sorprendentes 😉


Están como locos sólo de pensar que ellos mismos saben hacer luz y podérselo contar a sus amigos del cole.

Leer más

Cuando tenía 8 años.

Alejandra tiene 8 años y yo también los tuve.

Esta reflexión que os cuento hoy surgió al encontrar esta foto dentro de un libro.

Rápidamente al verla, me transporté 32 años atrás cuando tenía 8 años y mi madre me ponía vestidos de niña de nido de abeja y calcetines de perlé.

Salía a la calle a jugar un ratito con mis amigos (y también hacía mis primeros pinitos de babysitter) y mi madre me miraba desde la terraza cuando cruzaba la calle para comprar el pan. Al recordar pensé “estos eran mis 8 años” los mismos que tiene mi hija Alejandra ahora mismo.

Los mismos años en tiempos distintos hace que sean edades diferentes.

Y fui a buscarla a su habitación para enseñarle la foto y hablar de mi infancia. Me entró una nostalgia tremenda al rescatar mis recuerdos.

Toc, toc ¿puedo pasar?

Estaba concentrada en su ordenador buscando información de Emma Watson, su actriz preferida. Que yo hubiera hecho algo así a su edad es completamente impensable. Creo que la tecnología más avanzada que había en mi casa era el Simon ¿os acordáis?

Y es que todo ha cambiado una barbaridad.

Sus 8 años y mis 8 años no son iguales y ahora todo va a una velocidad que ni te das cuenta.

Alejandra ya tiene su gusto propio en libros, películas, e incluso en su ropa que elige ella. Sólo sigue “necesitando” mi ayuda para comprar en internet sus conjuntos de niña. Ella tiene las ideas mucho más claras de lo que yo las tenía.

Le gusta la ropa cómoda pero a la vez cuidada y conjuntada y se puede pasar horas y horas viendo lo que realmente necesita y combinando todo con todo. Faldas, monos, chaquetas…para mi un gusto y una liberación porque ella decide lo que se pone, no como antes que lo que te compraban era lo que había que ponerse te gustara o no. Es una niña de pocas cosas pero bien elegidas como dice ella ;-).

Me hace gracia porque luego cuando le llega la prenda a casa comprueba que es igual que como la vio en internet. Jajajaj ¡que perfeccionista!

Leer más

Nos vamos de Comunión.

Alejandra hace este año la Comunión. Si, ya tiene 8 añazos llenos de cambios.

Aun recuerdo el día de mi Comunión con nervios y especial ilusión ¿os acordáis de la vuestra? Antes no había tantas opciones como ahora pero por ejemplo mis recordatorios fueron un ir y venir a varias tiendas con mi madre hasta que elegí el que más me gustaba, al igual que un regalito que di a mi familia. Me sentí que era mayor y que elegía las cosas a mi gusto.

Los pequeños detalles hacen grandes momentos.

A Alejandra siempre le ha gustado sentarse a ver nuestro álbum de boda pero desde que sabe que queda un mes para su Comunión aun más. Observa cada cosa con lupa, cada foto con detalle y sobre todo me pregunta todos esos momentos especiales que hubo.

Yo le cuento que la organizamos toda entre papá y yo y que cada cosita pequeña la vivíamos como si fuera una gran cosa. No delegamos en nada y que si a ella le apetecía también podría hacerlo en su Comunión.

Y comenzó a elegir sus recordatorios, lo que quiere comer ese día y un detalle para su familia. Entre varias opciones ha elegido cajitas de chocolates personalizadas. Le dije que eligiera unos cuantos modelos para pedir de prueba para verlos antes y que así estuviera realmente convencida que era la que quería.

Con que seriedad se ha empleado entrando en la web de Delaviuda. Hay una amplia selección de estuches que puedes personalizar a tu antojo así que le dedicó bastante tiempo y sus elegidos fueron ¡todos estos!

La cajita de flores y mariposas (mi preferida) con su foto impresa y la fecha. Dentro puedes rellenarlas de distintos tipos de chocolates: florentinas, bombones, napolitanas, bombonettis…una locura ;-).

Ya le dije que tendríamos que pedir las cajas con poco tiempo porque si ya se estaba comiendo los chocolates a este ritmo ¡no llegarían al 20 de mayo! Mmmmm y es que están deliciosas. Somos super golosas y disfrutamos mucho con el chocolate 😉

No puedes comprar la felicidad, pero puedes comprar unos chocolates, es casi lo mismo.

Y mirad que cajita  me hizo de sorpresa. Un joyero cuadrado con lazada en blanco y negro con mi foto y @unpocodecanela escrito. Me hizo muchísima ilusión porque no me lo esperaba y cuando me la dio me dijo “gracias mami, por todo lo que haces por mi” ¿nos lo comemos juntas? Y así hicimos. Dos chocolates artesanos para cada una.

Leer más

Desayunando con Gocco.

Gocco me preguntó algún plan que hiciera con mi familia los fines de semana y yo…le conté que lo que más me gustaba era descubrir sitios para desayunar ¿queréis saber en que sitio bonito pasamos la mañana?

***********************

 

Los fines de semana los dedicamos para estar juntos. Exprimir el tiempo y sobre todo madrugar y regalarnos un buen desayuno.

Todos los sábados “ponemos las calles” y nos lanzamos a la búsqueda de sitios y rincones nuevos para conocer.

Diría que somos una mini guía del ocio para niños. Una especie de ritual en familia que consiste en ponerse guapos, recoger la casa e ir a desayunar rico.

¿Os venís con nosotros?

El sitio elegido en esta ocasión fue El invernadero de los Peñotes, perfecto para días en los que te quieres dar un buen homenaje y disfrutar del aire de las afueras de Madrid.

Cada uno tiene carta blanca para pedir lo que quiera aunque siempre pedimos los mismo, cola cao, leche, café, un buen zumo de naranja y muchiiiiiismo pan con aceite y tomate.

 Hacer de una mañana sencilla algo extraordinario es lo que intentamos cada sábado por la mañana desde hace ya bastante tiempo.

Nos gusta levantarnos con calma y ponernos guapos. Es verdad que intento no relajarme en este aspecto y aunque a mis hijos les encantaría ir en chandal todo el rato no les dejo “el chandal para hacer deporte ;-)”

El conjunto elegido para esta ocasión fue de sport, muy cómodo para los 3 pero siempre con un toque cuidado como me gusta a mi. Estos polos de rayas son de esta nueva colección de Gocco y no se los quitan. Gustosos y y funcionales y que combinan con todo. Y Ale con sus pantalones militares de bolsillos anchos y el toque de la blusa de florecitas.

Tres hermanos,  un look similar pero 3 formas diferentes de llevarlo.

A Ale la ropa para niña de Gocco le encanta, ya tiene un gusto muy definido y prefiere la ropa cuidada pero cómoda y que todo combine. Es más de pantalones pero siempre con el toque princesa. Esta camisa efecto seda le encanta con esa manguita que le da el toque de ropa bien confeccionada.

Como llegamos siempre prontito a todos los sitios casi nunca hay nadie y los niños pueden campar a sus anchas por el local. A Ale le encanta hacer que apunta la comanda y revisar que todo está en orden. A Santi lo que le gusta es ser camarero. Contar los cubiertos, ver si todas las mesas tiene servilleta y ver que los desayunos salen a tiempo…Vamos, que a un tris está de darle la vuelta a la tostada.

Gonzalo por el contrario siempre está buscando alguna trastada para hacer, y estos troncos eran perfectos. En un momento dijo que se los quería llevar a casa, pero empezó a cogerlos desde abajo (glup).

El invernadero es un sitio precioso apto para niños en algunas de sus estancias y perfecto para pasar un rato agradable. Además luego puedes ir a comprar alguna flor al vivero ¿sabéis que me cayó una orquídea de sorpresa?

Gonzalo después de tomarse su tostada con aceite y chupar con la lengua la sal (que es lo que más le gusta), siempre juega un poco para terminar recostado en los brazos de papá. Claro, ya son las 11:00 de la mañana y empieza a tener sueño 😉 y necesita recargar pilas con la barriguita llena para seguir jugando un poco más.

Después de un gran desayuno siempre hay energías para jugar.

Están en una edad que empiezan a acortarse las distancias de edad y aunque Gonzalo sigue siendo un juguetito ya pueden interactuar y pasárselo bien juntos los 3. A mi la verdad, es que se me cae la baba verles así de parecidos e igualitos vestidos.

No está reñido el jugar, mancharse con ir guapos.

Una mañana entretenida, juntos, que es lo que mas necesitamos.

Ya es hora de irse a casa y ya estamos pensando a donde ir el próximo sábado ¿te vienes?

Leer más

La creatividad es la inteligencia divirtiéndose

A. Einstein

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies