Aprendiendo a atarse los cordones: DIY.

Que sí, que las zapatillas de velcro son geniales pero los niños se hacen mayores y necesitan aprender a atarse los cordones de los zapatos.

Se aprende en un tris pero cuesta ponerse con ellos para enseñarles. Ya estaba cansada de ver a mis hijos arrastrando lo cordones  y mis palabras constantes de “te vas a caer”, ” te vas a tropezar” y que me miraran y se los metieran por los laterales de los zapatos, así que decidí utilizar este invento ;-).

Lo había intentado con sus zapatillas y no lo había conseguido.

Para los niños atarse los cordones es un gran reto ¿os acordáis cuando aprendisteis vosotros?

Hay miles de plantillas en internet, incluso la podeis hacer vosotros, pero a mi está me gustó mucho y os la podéis descargar aquí.

Porque un par de zapatos, lo cambian todo

CENICIENTA

Es muy sencillo. Solo tienes que imprimirlo y pegarlo a una cartulina para que la plantilla quede bien armada. Además si quereis podeis decorarla y que cada uno coloree sus zapatillas a su gusto.

Esta que veis la hice yo de prueba para que vieran como quedaba pero luego cada uno ha hecho la suya.

Además los agujeros son bastante grandes, así que ellos mismo pueden ir metiendo y sacando el cordón a su gusto.

Leer más

Plastilina en la vida real y en el mundo virtual.

Soy muy fan de la plastilina. Teniendo 3 hijos en edades diferentes es un entretenimiento que les gusta a partes iguales tanto a Gonzalo que hace bolas de colores y las pega, a Santi que hace churritos imitando a serpientes como a Ale que ya es mucho más meticulosa y hace figuras ideales.

Os presento a DINOALE nuestro dinosaurio particular, hecho con las manos de Ale y que ya tiene su historia real y virtual gracias a Play Doh Touch.

En casa suelo hacer muchos ejercicios con ellos para ejercitar su motricidad fina y hacer cosas con plastilina es perfecto. Están entretenidos, disfrutan, aprenden mientras juegan ¿se puede pedir más?

Además me encanta ver como se concentran, como primero piensan que van a hacer, luego como ejecutan y el final cuando observan como les ha quedado. A veces bien y otras…pues no tan bien, pero siempre aprendiendo y ¡claro! mejorando.

Con la plastilina te vas dando cuenta de los avances de cada niño. En estos momentos tengo 3 grandes etapas muy diferenciadas: los 4, los 6 y los 8 años.

Con Play-Doh todo lo que puedes imaginar lo puedes crear 😉

Ahora con la plastilina vamos un paso más allá y le metemos algo de tecnología. Porque queramos o no estamos en la era digital y tienen que aprender de todo, yo soy de esa opinión si lo que se aprende es educativo y además creativo.

¿Os imagináis que chulada sería que esas figuras que habéis hecho con plastilina de forma tan creativa se convirtieran en realidad?

Pues ya se puede con Play-Doh Touch.

Es el nuevo producto de Play-Doh que permite escanear tus figuras de plastilina y vivir una experiencia de juego gracias a una Tablet o un teléfono móvil a través de una aplicación.

En esta ocasión Alejandra hizo el dinosaurio, con mucho esmero, intentando que le quedara lo más perfecto posible. Hasta le puso dientes. el siguiente paso me lo había guardado de sorpresa y en el momento de escanear el dinosaurio y que de repente se convirtiera en real…vamos, que hasta aluciné yo y eso que sabía lo que iba a ocurrir.

Fue el típico momento que piensas “no, no está TODO inventado” y que ocurrencias y cosas inventan.

A parte de los protagonistas principales, también tienes un montón de moldes para completar la historia. Hay que descargarse la aplicación, crear tu figura con la plastilina, colocarlo en el Shape to life Studio y tu creación cobrará vida.

Ahora nos vamos a poner a trabajar en la historia del caracol.

Leer más

Llegó el verano en la habitación de Alejandra.

Se acerca el verano, el buen tiempo y la casa cambia de aires.

Quitamos las alfombras, las mantitas desaparecen, los colores de invierno se cambian a vivos y los tejidos abrigados pasan a ser algodones bien finitos.

Una de las habitaciones que tiene más cambios es la de Alejandra. En invierno es un cuarto frío pero en verano todo lo contrario, al ser una buhardilla hace mucho, pero que mucho calor. Siempre apetece estar descalzo para tener más sensación de fresquito.

¿Te vienes a verla?

Lo primero que cambiamos es la colcha. De patchwork pasamos a esta funda nórdica de 100% algodón y que coordina perfectamente con el cabecero. No sabéis que gustoso es el contacto con la piel.

La ciudad de Niza siempre ha sido un sitio muy veraniego y colorido y este es el estampado que tiene la colcha a juego con la almohada. Una ciudad muy colorida que se refleja de forma muy divertida en la colcha.

Aquí os enseño con detalle la tela para que veáis que mona es, llena de tiendecitas, arboles, terrazas, familias y mucho plan de veranito. Si os fijáis hasta sale Manu con los niños en un coche lleno de maletas ;-).

Este año el toque original lo ha dado el cactus. Tan verdecito y gracioso de día y tan chulo de noche ¡además no pincha!Es de metal, va con pilas y mirad que luz da. Alejandra todas las noches enciende el cactus antes de irse a la cama.

Apagó la la luz, pero dejó el cactus toda la noche encendido.

Me ha hecho especial ilusión que Alejandra pusiera esta foto en su marco nuevo lacado en rosa. Es del verano pasado en Portugal. La foto nos la hizo ella y se nos ve tan relajados que seguro que se acuerda de cada minuto de las vacaciones.

Cambiar las fotos de los marcos es algo que en casa hacemos muy a menudo. En invierno salimos bien abrigados, en la nieve, tomando algo calentito y en verano nuestras fotos siempre salimos con ropa fresquita y hasta tomando un helado. Piénsalo y seguro que harás lo mismo 😉

Queda genial en la mesilla, con el marco de la casita de madera y su flexo rosa que nos sabéis todo lo que trabaja por las noches mientras que Alejandra lee.

Y un toque fresco lo dan los cojines. Me gusta tenerlos por todos los lados y en esta época más que el suelo.

Estos van coordinados con la colcha y la almohada y casi todo el tiempo están tirados por el suelo. Uno que pone BON VOYAGE y otro de globos. Van coordinados con el resto de cosas de la habitación.

Y su librería desmontable, sea la estación que sea, siempre está con libros. Lo que si cambia es de lugar.

Una mini estantería desmontable que se puede poner de varias formas aunque en casa siempre suele estar apilada.

Leer más

Ciencias Frutales en familia.

Ciencias frutales en familia, así es como llamamos a todos los experimentos que hacemos con los niños. Generalmente se los inventan pero esta vez quise sorprenderles con un experimento que granini Fruti  me sopló para satisfacer la curiosidad de mis pequeñas fierecillas. ¡generar electricidad con limones!.

¿Sabias que el limón no sirve solamente para exprimir el zumo si no que también para hacer una pila sin utilizar sustancias químicas?

Un experimento casero de esos que saben hacer las madres 😉 porque nunca se sabe si nos vamos a quedar sin luz en casa y con varios limones por lo menos podremos ver un poquito. A Santi le encantó la idea porque dijo que también lo pondría en práctica cuando fuéramos de acampada y su linterna se quedara sin pilas.

¡¡¡Comenzamos!!!

Quizás penséis que os puede resultar difícil encontrar estas pincitas de batería tamaño mini pero ¡para nada! en cualquier chino o ferretería ¡podréis encontrarlas! Que no sea esta una excusa para no hacer este experimento y perderos la cara de asombro que van a poner vuestros hijos.

Lo primero es poner tres clavos en cada uno de los extremos de los limones. Cuanto más calados mejor para que el jugo del limón impregne bien el clavo. Después haremos lo mismo con las monedas pero en el otro extremo.

Creando así el POLO + y POLO -.

Mientras que Ale ponía su máximo interés en el paso a paso del experimento, Santi a ratitos iba probando todos los sabores de granini Fruti.

Una vez puestos los clavos y las monedas en cada limón, tocaría poner las pinzas.

¿Veis? os tiene que quedar así, clavo con moneda, clavo con monada.

Nos quedaría una moneda y un clavo en los limones del extremo (como veis en la foto) así que sólo quedaría poner el Led enganchado a un corcho para que no se caiga y se mantenga de pie, unir las dos pinzas y… en 3, 2, 1.

¡¡LUZ!!

Me encanta ver como Gonzalo miraba los limones, los cables, las monedas, lo toqueteaba todo y no entendía nada. Me hubiera encantado estar dentro de su cabecita y saber que estaba pensando.

Menos mal que en la web de granini Fruti tiene su explicación científica contada para que hasta los más pequeños comprendan porque con 3 limones ocurren cosas tan sorprendentes 😉


Están como locos sólo de pensar que ellos mismos saben hacer luz y podérselo contar a sus amigos del cole.

Leer más

La creatividad es la inteligencia divirtiéndose

A. Einstein

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies