We love: The Hat.

Publicado el 13 octubre 2014

by Marta.

La semana pasada tuve uno de esos momentos en los que pensé que me gustaría poder volver atrás en el tiempo. Bueno, más bien fue un momentazo porque me duró 3 días. Me refiero a que por una experiencia concreta volví a preguntarme si de verdad había disfrutado lo que tuve hace unos años ¿fui consciente en ese momento de que era una afortunada y que tenía que disfrutarlo como una loca? Y todo esto nada más y nada menos porque fui con Bárbara a conocer The Hat.


roof top view the hat

mi cesta de mimbre_the hat_12

mi cesta de mimbre_the hat_20   mi cesta de mimbre_the hat_7

mi cesta de mimbre_the hat_6


The Hat es un hostel, pero este término no es suficiente para expresar el concepto de este espacio. Y os lo dice uno de los dueños y os lo digo yo que he estado en muchos hostel. Y de ahí viene mi inquietud de esos días, de la sensación que tuve al ver llegar a viajeros, de verles en el espacio para desayunar, o en las sillas y butacas de la entrada con su portátil. Esa era yo hace 6-8 años. Yo sé que muchos de nosotros queremos detener el tiempo para que nuestros hijos no crezcan tan rápido, pero yo también pediría volver atrás en el tiempo para quitarme esa sensación que tengo a veces de no haber saboreado ciertas experiencias lo suficiente ¿os pasa esto?


mi cesta de mimbre_the hat_1

mi cesta de mimbre_the hat_9

mi cesta de mimbre_the hat_10

mi cesta de mimbre_the hat_11


Este sitio tan increíble que tantas ganas de viajar me ha dado está diseñado por el estudio Aaprile y como podéis ver en las fotos es simplemente alucinante. Los espacios comunes son perfectos para viajeros que buscan conocer gente, las habitaciones tienen camas hechas de madera maciza (esto me dejó loca, no os podéis ni imaginar en las camas que he llegado a dormir) y el concepto de viaje en familia está resuelto en las habitaciones que tienen camas en alto para los padres y literas para los hijos. La ubicación no puede ser mejor, y qué decir de esa terraza, me dejó con la boca abierta.


mi cesta de mimbre_the hat_3

mi cesta de mimbre_the hat_22

mi cesta de mimbre_the hat_18

mi cesta de mimbre_the hat_17

mi cesta de mimbre_the hat_16


Muchos de los objetos que veis son de la abuela de uno de los dueños (por cierto, encantadores los dos dueños que conocimos).

Pero otra de las cosas increíbles de este hostel que no se ve en las fotos, es que el agua caliente se crea a partir de huesos de aceituna y cáscaras de almendra. El primer hotel que se atreve a hacerlo en Madrid!


mi cesta de mimbre_the hat_15

mi cesta de mimbre_the hat_14

mi cesta de mimbre_the hat_13

mi cesta de mimbre_the hat_21

mi cesta de mimbre_the hat_2


Si os cuento que tengo momentos en los que quiero volver a mis tiempos de mochilera que viajaba 6 semanas seguidas, también tengo que contaros que tengo momentos en los que ser madre soltera se hace un poco cuesta arriba. Pero esto son momentitos, más bien ratitos, en los que añoro la libertad de que nadie dependa de mi. ¿O soy yo la que depende de ella? Pero Valentina me está enseñando una barbaridad, y tengo que confesar que me lo paso pipa con ella. Mucho mejor de lo que me lo pasaba hace unos años. Me río mucho más y me estalla el corazón a diario unas cuantas veces. Aunque eche de menos unas cosas, estoy aprendiendo a hacer otras de otra manera. Como viajar a su ritmo. ¿Os he dicho ya que nos vamos a Roma el domingo? Pues si, asi que The Hat, a tener mucho éxito para que yo pueda dormir con mi hija en uno de vuestros hoteles y ducharme con agua caliente de hueso de lo que sea, y no tardéis mucho que no sé yo si seré capaz dentro de unos años de subir las escaleras de esas literas que me empiezan a fallar las rodillas.


mi cesta de mimbre_the hat_19

mi cesta de mimbre_the hat_4

mi cesta de mimbre_the hat_23

mi cesta de mimbre_the hat_24


Los sábados hacen barbacoas a las que llaman drunch en la impresionante terraza exterior, aunque esto me he pensado mucho contároslo porque no quiero que se llene demasiado antes de que tenga tiempo de ir!

¿Qué os ha parecido nuestro último descubrimiento? Ya sabéis, si tenéis visita (los que vivís en Madrid) o venís de fuera a pasar unos días, este es el sitio perfecto, bien comunicado y barato!


Compártelo

Entrada anterior

Amistad, aire fresco e inspiración: Blog Hop

Siguiente entrada

Nuestra vida es un DIY: Charla en la feria Creativa.

4 Comentarios

  1. Yo también hecho de menos algunas cosas, el poder salir a desayunar a un sitio sin prisas, con calma.. disfrutando de la compañía…

    Viajar sin preocuparte de qué podré buscar para que coma el peque…

    Dormir en una caravana 5 personas!

    en fin, que me has dado morriña.. el lugar es una pasada y yo te aseguro que también he viajado de hostel y esto no lo he visto nunca!!

    Pásalo muy bien en Roma, si vas al trastevere busca un restaurante que se llama Carlo Menta, menú muy bien de precio y las pizzas finitas y espectaculares.. ah! y el museo Explora igual os apetece para ir tu y valentina..

    Un abrazo

    http://menos1000ymas30.blogspot.com.es/

  2. Si, yo tambien sentí morriña como en tantas pequeñas cosas (sólo tomar un café con una amiga sin perseguirla por ejemplo), pero bueno, son un años y luego disfrutaremos de viajar con ellos y ver todo a través de su mirada!
    Pues voy a ver a un amigo italiano (vivi alli hace unos años) asi que no se si ya tendrá claro donde iremos, y las cenas me temo que sola con Valentina serán de sandwich en la habitación 🙂 Voy a investigar lo del museo, gracias!

  3. Ese hostel es la bomba!! Lastima de vivir en madrid (bueno o alrededores menos ruidosos) y no poder disfrutarlo en algún viaje. Como ha cambiado los tiempos, en mi época de mochilero conocía albergues que en lugar de camas, eran sus colchones los que parecían madera maciza!

    Todos miramos atrás y siempre vemos algún momento de nuestra vida y pensamos “que tonto/a fui” …pero como es bastante difícil volver atrás (si alguien tiene el truco que lo diga!), aprendamos de ello.

    • Si, ha cambiado mucho, pero tranquilo que sigue habiendo muchos albergues de esos! SUpongoq ue nos pasa a todos, que hay momentos que no estamos seguros de haber disfrutado lo suficiente!

Hacer un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La creatividad es la inteligencia divirtiéndose

A. Einstein

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies